San Juan de Dios

San Juan de Dios Pedro de Raxis

Juan Ciudad Duarte -nuestro San Juan de Dios- nace en Montemor-o-Novo (Portugal), cerca de Évora, el 8 de marzo de 1495.

Su camino lo lleva a Granada, donde oye predicar a San Juan de Ávila, y es en ese momento cuando su ser resulta alcanzado de una forma especial por la gracia. Su reacción de conversión es tal que a los ojos de los demás parecerá un enajenado, de ahí su ingreso en el Hospital Real donde será atendido como enfermo mental, un loco. Donde sufrió en sus propias carnes el tratamiento recbido por los enfermos.

En su encierro toma conciencia de su misión. Logra salir y asume el compromiso de atender a los enfermos, los pobres y todos los necesitados practicando, a su vez, un intenso apostolado. Todos los recursos con los que cuenta para su obra no son sino su propia persona. Él hace de enfermero, él limpia, él administra, él atiende las necesidades espirituales de sus asistidos. Sale cada tarde a las calles de Granada a convocar la solidaridad de las buenas gentes al grito de su lema: Hermanos, haceos bien a vosotros mismos. Después, y viendo la bondad de su obra, comenzarán a colaborar con él diversas personas. Ha nacido la familia hospitalaria de Juan de Dios.

San Juan de Dios muere el 8 de Marzo de 1550 víctima de una fuerte pulmonía originada por rescatar a un joven que se estaba ahogando.


Vida de San Juan de Dios

Libros sobre San Juan de Dios