CAPITULO XVIII

Martes, 25 marzo 2008, 14:14 | Categoría : Información

EL PRECIO DEL PECADO, LA BENDITA PASIÓN

La muerte de Jesús, su pasión, siempre se ha interpretado en la Iglesia, desde los tiempos más tempranos, como salvadora y expiatoria, “por nosotros y por muchos”. Vista a la luz del “canto del siervo”, “no tenía atractivo ni belleza…, despreciado y abandonado de los hombres, varón de dolores… Mas ciertamente, llevó nuestra enfermedad y cargó con nuestros dolores… Fue traspasado por nuestros pecados, molido por nuestras maldades, cargó el castigo sobre Él para nuestra paz, habiendo sido nosotros curados por sus heridas… ofreció su vida como sacrificio por el pecado; verá descendencia que vivirá largamente. (más…)

Por Juan José Hernández Torres | Comentarios desactivados