XX Solemne Ceremonia de Investiduras de Caballeros y Damas de la Orden del Santo Sepulcro y Basílica de San Juan de Dios; e Investiduras igualmente de Decurión y Escudero; celebradas en la tarde del sábado 29 de Marzo de 2014 víspera del Domingo Laetare, en la Basílica de San Juan de Dios de Granada.- Noveno Año de la Fundación de la Orden.-

Domingo, 30 marzo 2014, 7:23 | Categoría : Blog, Información, Opinión, Portada, Uncategorized

Caballeros y Dama Investidos: Don Emilio Manuel García de la Torre, Presidente del Colegio Médico de Jaén, Secretario del Consejo Andaluz de Médicos, Académico de Medicina de Granada, Médico Otorrinolaringólogo; Don Julio Olóriz Sáez, Vocal del Consejo Médico Nacional, Doctor Médico Otorrinolaringólogo; Don Alejandro Calvo Sánchez Gil Hermoso, Economista, Ing. Técnico Industrial, MBA, Empresario en varios ramos; Doña Silvia Lobo García, Farmacéutica, Directora de Genética Clínica; Don Luis Español Bajo, Economista, Clínicas Genéticas.

Decurión de Ascenso y Escudero Investidos: Don Fernando Flores Fernández, Sargento 1º de la Guardia Civil, Cruz al Mérito de la Guardia Civil con Distintivo Rojo; y Don Luis Calón Sjovall, empresario agrícola, ganadero y cinegético.

Tras la solemne ceremonia de Investiduras tuvo lugar un cena-cóctel en el Centro San Rafael de la Orden Hospitalaria.

DEUS CHARITAS EST

Por Antonio Manuel Alaminos López | Comentarios desactivados


Dos fotografías de la Asamblea General de la Asociación de miembros de la Orden de Caballeros, Damas y Grados Menores del Santo Sepulcro de la Basílica de San Juan de Dios, sábado 29 de Marzo de 2014.-

Sábado, 29 marzo 2014, 20:21 | Categoría : Blog, Información, Opinión, Portada, Uncategorized



Una representación de los Caballeros y Damas participantes en el Asamblea General.

Presidencia de la Asamblea.

DEUS CHARITAS EST

Por Antonio Manuel Alaminos López | Comentarios desactivados


Se celebró, el viernes 28 de marzo de 2014, la impresionante Ceremonia del Vela del Santo Sepulcro de la Basílica de San Juan de Dios para los Aspirántes-Neófitos a Caballeros (4), Damas (1), Decuriones (1) y Escuderos (1) de San Juan de Dios, previa a la Asamblea y Solemnes Investiduras del día siguiente, sábado 29 de marzo.-

Sábado, 29 marzo 2014, 7:37 | Categoría : Blog, Información, Opinión, Portada, Uncategorized

DEUS CHARITAS EST

Por Antonio Manuel Alaminos López | Comentarios desactivados


En el diario IDEAL: “San Juan de Dios recorre las calles de ciudad”, pág 13; y excelente crítica musical para Concierto Lírico: “Voces Solidarias para San Juan de Dios”; ambas reseñas en la edición del Martes 11 de Marzo de 2014.-

Miércoles, 12 marzo 2014, 23:10 | Categoría : Blog, Información, Opinión

DEUS CHARITAS EST

Por Antonio Manuel Alaminos López | Comentarios desactivados


Foto y reseña en el diario IDEAL, lunes 10 de Marzo de 2014, pág 21, amplia participación de Caballeros, Damas, Decuriones y Escuderos en la Procesión de San Juan de Dios.-

Martes, 11 marzo 2014, 2:24 | Categoría : Blog, Información, Opinión, Portada, Uncategorized

DEUS CHARITAS EST

Por Antonio Manuel Alaminos López | Comentarios desactivados


Foto y reseña en el diario IDEAL, lunes 10 de Marzo de 2014 pág 63, del Concierto Lírico organizado por los Caballeros y Damas de San Juan de Dios en el Auditorio Manuel de Falla.-

Martes, 11 marzo 2014, 2:21 | Categoría : Blog, Información, Opinión, Portada, Uncategorized

DEUS CHARITAS EST

Por Antonio Manuel Alaminos López | Comentarios desactivados


III Concierto Benéfico San Juan de Dios 2.014

Martes, 11 marzo 2014, 1:39 | Categoría : Información

III Concierto Benéfico San Juan de Dios.

El pasado domingo día 9 de marzo de 2.014, al día siguiente de haberse celebrado la procesión de San Juan de Dios precisamente en el mismo día 8 de marzo, día del Santo, ha tenido lugar el III Concierto Benéfico San Juan de Dios.

Lo primero a destacar es la categoría que ha alcanzado este evento, por varios factores que ahora voy a desgranar, y la respuesta del público, que llenó por completo la sala A del Auditorio Manuel de Falla hasta sus plateas, incluyendo la presencia de importantes autoridades de Granada.

El barítono granadino y Decurión de nuestra Orden de Caballeros y Damas, D. Pablo Gálvez, es el alma máter de este espectáculo. Además de cantar magníficamente y de su sabia puesta en escena, tiene una extraordinaria sensibilidad para con los necesitados y una capacidad de trabajo monumental. Esta velada benéfica, pensada por él hace unos años, ha ido madurando en su interior y evolucionando desde el recital hasta el espectáculo total. Y todo ello, afrontando las dificultades que han sido muchas y de todo tipo. Pero él tenía fe en el proyecto y lo ha materializado consiguiendo un resultado óptimo en calidad artística y humana. Y la fidelidad del público, que el año que viene, comentaba a la salida del concierto, quiere repetir.
A contado con el patrocinio de la Asociación de Caballeros y Damas a título general, y con la generosa contribución de patrocinadores privados, algunos de ellos también miembros de la Asociación.
El Padre Juan José Hernández Torres O.H., al término de la primera parte del concierto, agradeció públicamente a Don Pablo sus desvelos a la hora de montar este evento artístico con fines benéficos.

Era vox pópuli el éxito que cosecharon los cantantes e intérpretes; este concierto desbordó las expectativas y cautivó a los asistentes, como digo, por varias razones: para empezar, el día y la hora escogidas han sido un acierto, pues se celebró un domingo a las seis y media. La meteorología, además, acompañó, pues la temperatura era agradable.
En segundo lugar, la organización ha sido buena, con una persona encargada de presentar al público asistente lo que iba a presenciar a continuación, y que le ha conferido una sensación de orden, unidad y seriedad.
En tercer lugar, porque los jovencísimos músicos de la Joven Orquesta Sinfónica de Granada, bajo la atenta batuta de Gabriel Delgado, sorprendieron al público con una madurez interpretativa y una entrega dignas del mejor encomio. Este evento era distinto para ellos. Se pudo ver. Porque se lo estaban pasando especialmente bien, y se les notaba. Y lo mismo puede decirse de la variedad de voces que generosamente se han prestado a participar en este evento de caridad con un gran compromiso artístico;
· El tenor Pablo Martín Reyes
· El bajo Carlos García Ruiz.
· Y nuestro barítono Pablo Gálvez.
· Las sopranos Elena Rey y Aurora Gómez.
· La mezzo Inés Olabarría.
· La bailaora María José Palomeque.
Voces femeninas que sorprendieron al público, con cambio de vestuario incluido, y que causó sensación y comentarios de sorpresa y admiración.

Y por último, yo creo que por las piezas que, sabiamente escogidas, configuraron el programa, con dos partes, la primera dedicada a la ópera, con unos números muy bien traídos por la variedad de registros emocionales que se pusieron en escena, incluido el descacharrante sexteto de “La italiana en Argel” con el que se llegó al intermedio; y la segunda parte, dedicada al género chico, nuestra querida zarzuela, con un repertorio tan variado como en la otra parte, con números divertidos y chispeantes como “La canción del Arlequín” de “La Generala”. Sorprendente, acertada, y de ejecución harto complicada, entró en escena una bailaora, que amenizó con su arte dos piezas del programa interpretado, “La leyenda del beso” y la “Granada” de Agustín Lara, propina de los artistas con la que se cerró el acto.

Por Pedro J. Maldonado Ortega Yfo.
Caballero Cronista.

Por Pedro.Jose.Maldonado | Comentarios desactivados


Crónica de la Investidura del 25 de octubre de 2.013

Martes, 11 marzo 2014, 1:35 | Categoría : Información

Solemne Ceremonia de Investidura de Caballeros, Escuderos y Decuriones de 26 de octubre de 2013.

En la tarde del sábado 26 de Octubre, a las 20:30 horas, en la Basílica de San Juan de Dios de Granada, tuvo lugar la XIX Investidura de Caballeros y Damas de la Orden del Santo Sepulcro y Basílica de San Juan de Dios y la Investidura de Grados Menores. Nos congratulamos otra vez más por el incremento incesante de Miembros de la Asociación, habiendo alcanzado ya los doscientos catorce integrantes, distribuidos en 119 Caballeros y Damas, 61 Decuriones y 52 Escuderos.

Los Caballeros, Damas, Decuriones y Escuderos ya investidos, reunidos en la Sacristía de la Basílica, formaron en dos grupos, uno integrado por los titulares de carné con número impar, que se organizó en el lado del Arcángel, y otro por los titulares con números pares, que se situó en el lado de San Juan de Dios, preparados para iniciar el desfile.
Cada grupo se organizó en fila por orden de antigüedad en la Institución, comenzando ésta por el más reciente en ingresar y acabando por los integrantes más veteranos. A continuación se agregaron a cada fila los Caballeros, Decuriones y Escuderos Postulantes.

Se inició la procesión de entrada, precedida por la Cruz, los Ciriales, la Espada del Gran Maestre -que se utiliza en el Acto de Investidura- y la Bandera de la Orden. Todos los Caballeros, Escuderos y Decuriones iban con la cabeza cubierta con capucha. Cada grupo avanzó por los laterales de la nave central hasta las pilas de agua bendita, rodeó el último banco y a continuación continuó el desfile solemnemente por la mencionada nave hasta llegar al final y tomar asiento. Durante la solemne procesión, se escuchó el himno de la Orden, “Deus Charitas Est”, como en otras ocasiones precedentes, en la versión del Coro de Cantores de la Basílica de San Juan de Dios. Los miembros de la Orden ya investidos se situaron en los primeros bancos de la iglesia, y en el Crucero de la Basílica, al pie de las gradas del Presbiterio, se sentaron los Postulantes: Caballeros, Escuderos y Decuriones.

Siguiendo el protocolo establecido, el Ilmo. Sr. Don Juan Luis Aguilera Castilla, Prefecto de los grados menores de la Orden y Magister Ceremoniarum, comenzó el acto con la presentación del Gran Maestre, el Excmo. Sr. Fray Juan José Hernández Torres. La presentación de los Postulantes fue realizada por el Canciller de la Asociación, el Ilmo. Sr. Don Andrés Tortosa Muñoz.

Seguidamente, el Gran Maestre, como es su costumbre, dirigió a los asistentes al acto unas palabras:

En primer lugar, Fray Juan José Hernandez nos dijo que ser Caballero o Dama del Santo Sepulcro de San Juan de Dios es un alto honor. Somos quienes secundamos a la Orden Hospitalaria en el cuidado de la Basílica. Recordó a los presentes la terrible crisis económica que atravesamos. Y que los que principalmente la están padeciendo son los pobres. Así, en Roma se ha suprimido la Comisión Internacional de la Basílica. Y, de esta manera, solamente quedan los Caballeros y Damas para sustentar este monumento. Pero, añadió a continuación el Gran Maestre, “es que no consentiré desviar ni cinco céntimos del dinero de los pobres para mantener esta Basílica”, que lleva consigo muchos gastos de este tipo. Sin ir más lejos, los suelos que ahora pisan, nos dijo, están recién puestos y se han ejecutado unas obras importantes para la conservación del templo, puesto que se han eliminado con ellas las humedades que amenazaban la salud arquitectónica de los muros y paramentos.

Seguidamente recordó lo que supone ser Caballero o Dama: tomar conciencia de algo que, a partir de ahora, llevaremos a gala: se trata de algo que se ve y de algo que no se ve; lo que se ve es un Templo muy bello, exponente del barroco andaluz, áureo, majestuoso, un joyero para una joya: San Juan de Dios… Lo que no se ve es una disposición interior del Caballero o Dama. Encarnamos unos valores en un momento de crisis económica y de valores. Por eso, ayer, en la Ceremonia de Vela, nos indicó el Gran Maestre que debiéramos estar atentos a nuestras sensaciones interiores en un momento de meditación. Preparar esos silencios y encontrarnos con Dios y con nosotros mismos. Y saber que somos un reflejo de esos valores espirituales, algo que no se ve, pero que debemos defender con nuestra actuación diaria en nuestros ambientes respectivos.

En este punto, recordó nuevamente el Gran Maestre la explicación de la virtud de la Caridad que explicitó el día anterior ante los restos del Apóstol de la Caridad, y nos alentó a que fuésemos hombres y mujeres de Caridad y a aumentar nuestra sensibilidad hacia los demás.

Para terminar, el Gran Maestre nos recordó que éste era el compromiso que asumían los que se iban a investir ingresando en la Asociación. Y nos animó en nuestra empresa espiritual. Asimismo pidió que el Señor nos ayudara a todos a hacer efectivo nuestro compromiso.

A continuación se presentaron a los principales miembros de la Junta Directiva de la Asociación que estaban allí presentes:
· La Excma. Sra. Senescal Doña María Castellanos Arroyo;
· El Vicesenescal, el Ilmo. Sr. D. Valentín Pedrosa Rivas;
· El Arcarius el Ilmo. Sr. Don José Blas Serrano García;
· El Canciller, el Ilmo. Sr. D. Andrés Tortosa Muñoz;
· El Vicecanciller el Ilmo. Sr. D. José Maldonado Martínez.

Primero comenzó el acto de investidura de los Escuderos, de acuerdo con el protocolo establecido; fue investido Dom. Fernando Flores Fernández, Sargento 1º de la Guardia Civil, Cruz al Mérito de la Guardia Civil con Distintivo Rojo, quien recibió el pescozón acompañado de sus padrinos, D. Manuel Estevez Díaz y el Ilustrísimo Caballero Fundador D. Francisco Nistal.

Posteriormente fue investido Decurión el profesor de Educación Física Don Manuel Estévez Díaz, proveniente de ascenso. El Prefecto interpeló a los postulantes si estaban dispuestos a ser Decuriones, profesar obediencia y aceptar el modo de vida de la Orden. El Decurión postulante leyó la Profesión de Fe en nombre propio con la mano puesta sobre el Evangelio. Después de una pequeña oración, comenzó la investidura mediante el rito del espaldarazo, donde se utilizó la Espada del Gran Maestre tocando primero en el hombro derecho del Decurión arrodillado, luego en el hombro izquierdo y finalmente en la cabeza. Fue acompañado también por el P. Nistal, quien ofició como padrino.

Finalizada la investidura de los grados menores de la orden, comenzó la investidura de los Caballeros. El Gran Maestre realizó una interpelación general a los asistentes a poner alguna objeción a los aspirantes o guardar en adelante silencio. Ya que ninguno de los presentes opuso objeción alguna, se presentó a cada uno de los Caballeros leyendo sus respectivos currículos abreviados. Después de la Profesión de Fe, llegó el ritual de Investidura y Espaldarazo, donde cada Caballero se postró de rodillas en un reclinatorio frente al Sagrario y manifestó su voluntad de ser nombrado Caballero o Dama del Santo Sepulcro y Basílica de San Juan de Dios. Aún de rodillas, se les impuso a los Caballeros la Capa y la Muceta, y a las Damas se les colgó la Banda, y a ambos la Venera de la Orden bendecida. Inmediatamente después recibieron el espaldarazo con el bastón de San Juan de Dios, recibiendo un leve golpe en el hombro derecho y otro en el izquierdo. Antes de levantarse cada Caballero besó la reliquia del Santo que está en el báculo, recibió el Título que lo acredita como miembro de la Orden y volvió a su sitio.
En el momento de la Investidura cada Caballero o Dama está acompañado por dos Padrinos.

El Señor Don Víctor Villar-Aragón Expósito, Fisioterapeuta Osteópata compareció ante el Gran Maestre y fue investido Caballero, acompañada de los Ilustrísimos Sres. D. Pablo Gálvez Carrilllo de Albornoz y D. Felipe Pascual Torres.

El Ilustrísimo Sr. Don Higinio Pi Guirado, Notario de Granada, recibió el espaldarazo acompañado de sus padrinos, los Ilustrísimos Señores Don Andrés Tortosa Muñoz y Don José Blas Serrano García.

La Señora Doña Lucrecia María Cardenete Herrera, Licenciada en Derecho, acudió junto a sus dos padrinos los Ilustrísimos señores Don Higinio Pi Guirado y Don Andrés Tortosa Muñoz.

El Sr. Don Luis Martínez Dhier, Médico Especialista en Medicina Nuclear, se presentó ante el Gran Maestre al lado de sus padrinos, los Ilustrísimos Señores Don Indalecio Sánchez Montesinos y quien escribe estas líneas.

Finalmente, la Sra. Doña María del Carmen Sanabria Rodríguez, Ginecóloga y Directora de la granadina “Clínica Sanabria” ingresó en la Asociación acompañada de sus padrinos los Ilustrísimos Señores Don Indalecio Sánchez Montesinos y Don Pedro José Maldonado Ortega, Caballero Cronista.

Finalizado el Acto de Investidura se inició la procesión al Camarín donde se custodian los restos de San Juan de Dios. Llegados al Camarín y con las puertas del mismo abiertas de par en par, todos los Caballeros y Damas, situados alrededor de la Urna con los restos del Santo, hicieron juramento ante las reliquias de San Juan de Dios, tras una breve intervención de la Senescal Doña María Castellanos Arroyo. Iniciaron la procesión de regreso escuchando el Te Deum y todos los recién investidos volvieron a la Basílica, recibiendo, al pie de las gradas del presbiterio, el saludo litúrgico de los Caballeros que los habían apadrinado.

El Gran Maestre, con una bendición, concluyó la ceremonia. Ya en la Sacristía, antes del saludo “Laudetur Jesus Christus”, Fray Juan José Hernández invitó a todos los Miembros de la Asociación a participar en un pequeño ágape que se había organizado en el patio contiguo a la Basílica.

Posteriormente, se tomaron la tradicional fotografía de recuerdo de los Caballeros, Damas y Grados Menores investidos. Seguidamente tuvo lugar la anunciada copa de vino español, con la asistencia de las personas recién investidas y sus familiares e invitados, así como los demás miembros de la Asociación.

Por Pedro José Maldonado Ortega. Yfo.
Caballero Cronista.

Por Pedro.Jose.Maldonado | Comentarios desactivados


Crónica de la Vela del 24 de octubre de 2.013

Martes, 11 marzo 2014, 1:34 | Categoría : Información

Crónica de la Solemne Ceremonia de Vela del Santo Sepulcro de San Juan de Dios del día 25 de octubre de 2013.

Sacristía de la Basílica de San Juan de Dios de Granada. Es la noche del día 25 de octubre de 2.013. Los Caballeros que iban a ser investidos, revestidos sólo con la capa blanca, sin muceta y con guantes blancos, presentes ante el Gran Maestre y junto a los grados menores postulantes, hicieron solemne promesa de cumplir fielmente los Estatutos de la Asociación y guardar secreto sobre los puntos de la Ceremonia de Vela que el Gran Maestre indicara. Entretanto, Don Víctor Carmona, desde la Cancillería de Decuriones, organizaba en el interior del templo al pequeño cortejo con el que seguidamente darían comienzo los ritos iniciáticos, de los que más adelante da cuenta esta crónica.

Un grupo de Caballeros y Grados Menores ha acompañado a los neófitos en el acto celebrado, renovando el compromiso de vigilancia adquirido en anteriores citas y viviendo con ellos el momento de reflexión interior que es el rasgo singular de este rito.

Esta simbólica Ceremonia es uno de las ocasiones del año para el refuerzo del compromiso adquirido por los asociados. La Investidura, que tendrá lugar mañana, es, a diferencia de la Vela, un acto más exterior. En cambio, “velar” es, esencialmente, algo privado, personal, íntimo…. Así, sólo está permitida la asistencia al acto de la Vela del Santo Sepulcro a los postulantes de los distintos grados de la Orden y, como es lógico, a todos aquellos miembros ya investidos que así lo deseen.

Todos los asistentes guardaron silencio en la Sacristía. Seguidamente, dos filas integradas por postulantes y miembros profesos hicieron su entrada en la Basílica, y tomaron asiento en los primeros bancos al pie del presbiterio.

Sentados todos en sus puestos se anunció la solemne entrada de la Palabra. La campana comenzó a doblar y empezó a desfilar el cortejo, organizado en la capilla del Santísimo Cristo de la Caridad, junto a la cancela de la Basílica: al frente, la espada del Gran Maestre, portada por el Decurión D. Ángel Oliveras, la Cruz y dos ciriales. Seguidamente, la bandera de la Orden y a continuación un Caballero portaba los Evangelios, escoltados por cuatro espadas. Las armas, signo de la defensa, el rigor y la lealtad, fueron empuñadas por los Decuriones de la Orden, como símbolo del voto de salvaguarda de los valores y protección del Sepulcro de San Juan de Dios. Al llegar al pie de las gradas del presbiterio fue expuesta la Palabra y, tras depositarla en el lugar central preparado al efecto, cada uno de los integrantes del cortejo ocupó su lugar en los bancos cercanos a la sede.

Con ello empezaban los ritos iniciáticos de la Vela, seguidos de un breve discurso que el Gran Maestre, y también Rector de la Basílica de San Juan de Dios, como es costumbre, dirigió a los allí presentes.

El Gran Maestre empezó indicando el significado del acto de la Vela del Santo Sepulcro: nos encontramos ante un momento especial que, como era acostumbrado entre los aspirantes que iban a recibir el espaldarazo, y tomar la condición de caballeros, tenía por misión vigilar sus armas. E invitó a todos los asistentes hacer un acto de vela, de vigilia… pero, en nuestro caso, recalcó, velar debía significar estar atentos a nuestras sensaciones interiores.
Había que aprovechar este momento. Así, explicaba, nuestras sensaciones interiores no eran el mero producto de un conjunto de sinergias provocadas por un movimiento orgánico. Si estábamos atentos, concentrados y en actitud de recogimiento, nuestra sensación interior podíamos identificarla con el producto de un movimiento espiritual. Del Espíritu, con mayúsculas. Con un movimiento de Dios. A este respecto, citó las palabras del Apocalipsis, que nos conminan a estar vigilantes si queremos que el Espíritu haga morada en nosotros: “Mira que estoy a la puerta, y llamo, y si alguien escucha mi voz, entraré en él, y haré morada en él” (Ap. 3, 20).

Aclaró entonces que este momento hemos de aprovecharlo, comprendiendo que no importaba su extensión temporal. Indicó que “el tiempo” -citando a Inmanuel Kant- “es una forma a priori de la sensibilidad”, no necesita demostración. Por lo tanto, lo importante era la calidad e intensidad en la vivencia de nuestra sensación interior. Y nos invitó a vivir con la máxima intensidad aquel momento de contacto con el Espíritu para el que nos estábamos preparando. Recordó las palabras de los salmos de David (Salmo 89, reproducido in fine): “Mil años en tu presencia, Señor, son como un ayer que pasó, como una vela nocturna”, que pasan aprisa, y vuelan.

Por último, el Gran Maestre concluyó con unas palabras de ánimo para conseguir dicho objetivo.

Una vez terminadas sus palabras, el Gran Maestre tomó el juramento de silencio previo al acto de la Vela. De esta forma comenzó la procesión al Camarín donde Escuderos, Decuriones y Caballeros -cubierta la cabeza- iban precedidos por Cruz, ciriales y espadas.
En el Camarín -ante los restos de San Juan de Dios- el Gran Maestre procedió a la lectura de un fragmento de una de sus cartas. Nos remarcó, ante aquel sepulcro que íbamos a tener el privilegio de besar, que era la mismísima voz de San Juan de Dios la que íbamos a escuchar. El pasaje está tomado de la 1ª Carta a Gutierre Lasso:

“Dios os salve, hermano mío muy amado y querido en Jesucristo. La presente será para haceros saber como estoy muy preocupado y con mucha necesidad, gracias a nuestro Señor Jesucristo por todo ello; porque habéis de saber, hermano mío muy amado y querido en Cristo Jesús, que son tantos los pobres que vienen aquí, que yo mismo muchas veces me asombro, cómo se pueden sustentar; mas Jesucristo lo prevé todo y los da de comer; ya que solamente de leña son necesarios siete u ocho reales cada día; porque, como la Ciudad es muy grande y muy fría, especialmente ahora en invierno, son muchos los pobres que vienen a esta Casa de Dios; porque entre todos, enfermos y sanos, gente de servicio y peregrinos, hay más de ciento diez. Siendo esta Casa general, se reciben en ella de todas las enfermedades y a toda clase de gentes; hay aquí tullidos, mancos, leprosos, mudos, locos, paralítico, tiñosos y otros muy viejos y muchos niños; y además de éstos, otros muchos peregrinos y viandantes que aquí vienen; les dan fuego, agua, sal y vasijas para guisar la comida; para todo esto no hay renta, más Jesucristo lo prevé todo. [...] Por lo cual estoy aquí empeñado y preocupado por sólo Jesucristo, pues debo más de doscientos ducados de camisas, capotes, zapatos, sábanas, mantas y de otras muchas cosas que son necesarias en esta Casa de Dios, y también para la educación de niños que aquí dejan. Por lo cual, hermano mío muy amado y querido en Cristo Jesús, viéndome tan empeñado, que muchas veces no salgo de casa por las deudas que debo; viendo padecer tantos pobres, mis hermanos y prójimos, y con tantas necesidades, tanto del cuerpo como del alma, como no los puedo socorrer estoy muy triste; no obstante confío en Jesucristo, que El me librará de las deudas, pues conoce mi corazón. Y así digo, que ¡maldito el hombre que se fía de los hombres!, sino sólo de Jesucristo; de los hombres has de ser separado, quieras o no, mas Jesucristo es fiel y durable: Jesucristo lo prevé todo, a El sean dadas las gracias por siempre jamás, amén Jesús.”

Todos reunidos ante el Sepulcro del Padre de los Pobres, en respetuoso silencio, escuchamos a continuación una pequeña y esclarecedora explicación sobre el significado de la Caridad. El Gran Maestre nos comentó este pasaje poniendo el acento en el tema de la empatía. Para explicar la Caridad lo mejor es que nos fijemos en el Maestro de la Caridad, en San Juan de Dios. Si observamos bien, lo encontramos, en muchas ocasiones, cuando le ha resultado imposible socorrer físicamente a sus prójimos, triste… o sintiéndose el Santo como “si se me despedazase el corazón”. En este punto, el Gran Maestre se remitió al conocido capítulo 13 de la Carta del Apóstol San Pablo a los Corintios: pone muchos ejemplos de actos heroicos… y aparentemente admirables… Pero no lo serán -dice San Pablo- si esos actos no se hacen “con caridad”. Si no tengo caridad, nada soy. Porque la Caridad es, ante todo, un gesto de empatía. De saber ponerse en la piel de los demás. De imaginarnos como debe de estar sintiéndose nuestro prójimo. Es una cuestión de sensibilidad y de estar orientado hacia los demás, de estar preocupados por las personas más cercanas a nosotros. A partir de ahí, debemos de hacer lo que podamos para intentar remediar su necesidad. Pero nótese que lo realmente importante no es ni siquiera que lleguemos a remediar la necesidad. Lo importante es que tengamos un corazón sensible. Que nos demos cuenta de las necesidades de los demás y tengamos esa sensación interior de ir a remediarla. Y si no podemos, nos pasará como a San Juan de Dios. Sentiremos la tristeza y la pena de no poder hacer nada.

Después de un rato inmersos en un profundo silencio meditativo, siguió el rito de la Vela e iniciación de los postulantes, quienes realizaron un ferviente acto de veneración.

Poco después comenzó la bajada del Camarín de igual modo a como se había producido la subida y una vez en la Basílica, se celebró la Exposición del Santísimo, seguida de oración silenciosa y privada ante Jesús Sacramentado, mientras los miembros de la Orden estaban allí postrados.
Para finalizar Fray Juan José impartió la bendición a los allí presentes y terminó la ceremonia de Vela del Sepulcro de San Juan de Dios.

Los postulantes que asistieron a la Solemne Ceremonia de Vela del Santo Sepulcro fueron los siguientes:

Caballeros y Damas
Don Víctor Villar-Aragón Expósito, Fisioterapeuta Osteópata;

Don Higinio Pi Guirado, Notario de Granada;

Doña Lucrecia María Cardenete Herrera, Licenciada en Derecho;

Doña María del Carmen Sanabria Rodríguez, Ginecóloga y Directora de la granadina “Clínica Sanabria”;

Don Luis Martínez Dhier, Médico Especialista en Medicina Nuclear.

Decurión, de ascenso.
Don Manuel Estévez Díaz, Profesor de Educación Física.

Escudero.
Dom. Fernando Flores Fernández, Sargento 1º de la Guardia Civil, Cruz al Mérito de la Guardia Civil con Distintivo Rojo.

En Granada, a 25 de octubre de 2.013.

Por Pedro José Maldonado Ortega, Caballero Cronista.Yfo

Salmo 89
Señor, tú has sido nuestro refugio
de generación en generación.
2Antes que naciesen los montes 
o fuera engendrado el orbe de la tierra,
desde siempre y por siempre tú eres Dios.
3Tú reduces el hombre a polvo,
diciendo: «Retornad, hijos de Adán».
4Mil años en tu presencia
son un ayer, que pasó;
una vela nocturna.
5Los siembras año por año,
como hierba que se renueva:
6que florece y se renueva por la mañana,
y por la tarde la siegan y se seca.
7¡Cómo nos ha consumido tu cólera
y nos ha trastornado tu indignación!
8Pusiste nuestras culpas ante ti,
nuestros secretos ante la luz de tu mirada:
9y todos nuestros días pasaron bajo tu cólera,
y nuestros años se acabaron como un suspiro.
10Aunque uno viva setenta años,
y el más robusto hasta ochenta,
la mayor parte son fatiga inútil,
porque pasan aprisa y vuelan.
11¿Quién conoce la vehemencia de tu ira,
quién ha sentido el peso de tu cólera?
12Enséñanos a calcular nuestros años,
para que adquiramos un corazón sensato.
13Vuélvete, Señor, ¿hasta cuándo?
Ten compasión de tus siervos;
14por la mañana sácianos de tu misericordia,
y toda nuestra vida será alegría y júbilo.
15Danos alegría, por los días en que nos afligiste,
por los años en que sufrimos desdichas.
16Que tus siervos vean tu acción,
y sus hijos tu gloria.
17Baje a nosotros la bondad del Señor
y haga prósperas las obras de nuestras manos.

Por Pedro.Jose.Maldonado | Comentarios desactivados


Amplia representación de Caballeros, Damas, Decuriones y Escuderos en la Procesión de San Juan de Dios, Co-Patrono de la Ciudad de Granada, de la Real Maestranza de Caballería de Granada, de los Grupo de Operaciones Especiales del Ejército Español, de Libreros, Bomberos, Enfermeros, y Patrón Universal de Hospitales y Enfermos.- Sábado 8 de Marzo de 2014.- ¡San Juan de Dios ruega por nosotros!.-

Domingo, 9 marzo 2014, 3:42 | Categoría : Blog, Información, Opinión, Portada, Uncategorized

DEUS CHARITAS EST

Por Antonio Manuel Alaminos López | Comentarios desactivados