Crónica de la Solemne Ceremonia de Vela del Santo Sepulcro del día 4 de noviembre de 2011

Sábado, 5 noviembre 2011, 5:52 | Categoría : Información

Crónica de la ceremonia de Vela del Santo Sepulcro el día 4 de Noviembre de 2011.

Viernes, 4 Noviembre 2011, 21:00.-

Vela del Sepulcro de San Juan de Dios
En la noche del 4 de noviembre 2011 los Caballeros que iban a ser investidos, con sus capas pero sin mucetas, congregados junto a los Decuriones y Escuderos postulantes, en la sacristía de la Basílica de San Juan de Dios de Granada hicieron promesa de cumplir fielmente los estatutos de la asociación y guardar silencio en todo aquello que demandare el Gran Maestre. Los acompañaban un conjunto de Caballeros, además de un gran número de Decuriones y Escuderos.

Comenzó así la Solemne Vela del Santo Sepulcro de San Juan de Dios. Esta ceremonia es de carácter más íntimo que la Investidura, por lo que no pueden asistir invitados ni familiares; sólo asisten los postulantes de los distintos grados de la orden y aquellos miembros ya investidos que así lo deseen.
Se inició la entrada en la basílica precedida por la bandera de la Orden y la espada del Gran Maestre, seguida del resto de espadas, cruz, ciriales y Evangelios. Las armas eran portadas por los Decuriones de la Orden, como símbolo de protección del Sepulcro de San Juan de Dios.
Situados cada uno en su sitio en la Basílica comenzaron los ritos iniciáticos de la Vela, seguidos de una homilía que el Gran Maestre y también Rector de la Basílica de San Juan de Dios, dirigió a los allí presentes.
El Gran Maestre inició la homilía indicando el significado del acto de la Vela del Santo Sepulcro: la Vela del Santo Sepulcro es un momento íntimo donde los Caballeros que se van a investir toman conciencia de los fines de nuestra Orden y de la espiritualidad de San Juan De Dios.

Asimismo llamó la atención sobre lo que significa entrar a formar parte de esa Orden: pertenecer a una cultura en la que se defienden unos valores; los valores estéticos de la Basílica, del Camarín y del Sepulcro de San Juan de Dios.

Por eso, a la hora de formar parte de las filas de la Asociación, el Padre nos invitó a reflexionar sobre nuestros valores en el mundo en que vivimos: la característica primordial del mundo actual es la ausencia de valores pues todo es igual a su contrario; por tanto los Caballeros y Damas deben hacer una opción seria por los valores que se asientan en la Palabra de Dios. Cuando hacemos esa opción nos convertimos en educadores de la cultura desde nuestra propia cultura de institución. Y nos convertimos en educadores de valores porque “en un ambiente de confusión, nada se puede dar por seguro”, como decía Bertolt Brecht. Por eso, al profesar los valores de nuestra institución nos hacemos agentes contraculturales, es decir, agentes contra la cultura dominante en nuestro mundo, que es la ausencia de valores. Y cualquier persona que profese un valor en el mundo actual es contracultural. Esto será la base para afirmar un valor estético. Si no tenemos el coraje de ir contracorriente no podemos defender los valores estéticos, pues este valor estético que es la Basílica es un indicador de un valor ético.

Así, el Gran Maestre explicó el sentido estético del gran retablo barroco de la Basílica. En el retablo mayor, las dos estípites centrales forman con él una vela. Un símbolo de luz. En la base de la vela, el Santísimo Sacramento, el Amor. En el centro, en el centro del Camarín, los restos de San Juan de Dios, quien encarnó al Amor. En la llama, la Virgen Inmaculada, quien dio a luz al Amor.

Seguidamente el Padre Juan José nos pidió un sondeo de nuestra escala de valores. De esta forma, concluyó, “no se puede ser caballero si no se vive de valores, si no estamos dispuestos a defenderlos, a ser contraculturales”. Es entonces cuando seremos unos Caballeros defensores de una cultura de valores.

Nos invitó, pues, a la reflexión. A preguntarnos por los valores que rigen nuestra vida. A lo mejor nos hemos dejado llevar por la corriente social y hemos caido en la red de la cultura posmoderna, donde el único valor predominante es el absurdo. Salgamos de nuestro absurdo, en esta vía contracultural, para poder educar la cultura.

Así, dijo, podremos defender la Basílica de San Juan de Dios y ser dignos caballeros de San Juan de Dios.

Una vez terminada la homilía, el Gran Maestre tomó el juramento de silencio previo al acto de la Vela. De esta forma comenzó la procesión al Camarín donde Escuderos, Decuriones y Caballeros -cubierta la cabeza- iban precedidos por Cruz, ciriales y espadas.
En el Camarín -ante los restos de San Juan de Dios- el Gran Maestre procedió a la lectura de un fragmento de una carta del Padre de los Pobres, y comenzó el rito de la Vela e iniciación de los postulantes.
A continuación, Fray Juan José nos recordó que la salvaguarda del Santo Sepulcro es necesaria por si llegara el caso, ya que no sería la primera vez en la historia que los restos de San Juan de Dios han tenido que salir de la Basílica por diversas contiendas y altercados.

Un rato después, comenzó la bajada del Camarín de igual modo a como se había producido su subida y una vez en la Basílica, se celebró la Exposición del Santísimo, seguida de oración silenciosa y privada ante Jesús Sacramentado, mientras los miembros de la Orden estaban allí postrados.

Para finalizar Fray Juan José impartió la bendición a los allí presentes y terminó la ceremonia de Vela del Sepulcro de San Juan de Dios.

Los postulantes que asistieron a la Solemne Ceremonia de Vela del Santo Sepulcro fueron los siguientes:

Caballeros Numerarios
Don Jesús López Morcillo.
Don Luis Carlos Dávila Ponce de León y Márquez.
Don Luis Carlos Dávila Ponce de León Moreno.
Don Carlos Jesús Ruiz Cosano.

Grados Menores: Decuriones y Escuderos:

Decuriones
Doña María del Mar Agudo Aponte (De Ascenso).
Doña Isabel Fernández Chamorro (De Ascenso).

Escuderos
Dom Antonio Escobar Millán.
Dom Pablo Gálvez Hernández.
Dom María Isabel Morell Vela.
Dom Manuel Estévez Díaz.
Dom Pilar Herrera Montilla.
Dom Lucía Vélez González.
Dom Carlos Juan López López.

Por Pedro José Maldonado Ortega, Caballero Cronista. Yfo

Por Pedro.Jose.Maldonado | Comentarios desactivados

Los comentarios están cerrados