Vida de San Juan de Dios: CAPITULO I

Domingo, 9 marzo 2008, 18:22 | Categoría : Información

EL NACIMIENTO DE SAN JUAN DE DIOS (1495)

Nuestro Santo se llamaba Juan Ciudad. Nació al final del siglo XV, tres años después del descubrimiento de América, un 8 de marzo del año 1495, viviendo 55 años en una época aventurera, de inquietudes culturales y rebeldías políticas, con el descubrimiento de la imprenta, la terminación del dominio Islámico en Occidente y las campañas de evangelización del Nuevo Mundo, que marcan el final de la Edad Media y la aurora de la Edad Moderna.

Parece ser que era de nacionalidad portuguesa, de un pueblo llamado Montemayor, el Nuevo de la Diócesis de Évora, aunque algún documento reciente sitúa su nacimiento en un pueblo cerca de Oropesa, Casarubios del Monte. Esta hipótesis, junto con todo lo relacionado con sus padres y su llegada a la villa de Oropesa, alrededor del año 1503, tiene poca claridad. Es por ello por lo que prefiero no dar más datos de ella, ni del nombre de sus padres, ni de su oficio, porque creo que es una época oscura de la vida del Santo que el mismo Castro, su primer biógrafo, conocía pero que no ha querido darnos datos, tal vez porque lo que nos tenía que contar no iba con el pensamiento de la época, para ser la vida de un Santo, tal vez porque tampoco le resultaba relevante para la historia que quería hacer, quien sabe si por miedo a que si hubiese revelado esos datos se hubiese obstaculizado la causa de canonización; sus razones tendría.

Documentos descubiertos recientemente nos hablan de ello, la reciente biografía de J.M. Javierre también, lanzando la hipótesis, pero como mi intención no es como he dicho al principio, hacer una vida crítica, sino popular y de fácil lectura, y estos datos no interfieren en la vida del Santo, prefiero pasar esta etapa y saltar unos cuantos años en los que vivió como un muchacho y joven normal de su tiempo.

Vivió mucho tiempo en casa de un tal Mayoral de la citada Villa de Oropesa. Trabajó para él en las labores del campo y guardando ganado, y fue muy querido por todos los de la casa.

Por Juan José Hernández Torres | Comentarios desactivados

Los comentarios están cerrados