CAPITULO XIV

Jueves, 20 marzo 2008, 14:58 | Categoría : Información

LLEGADA A GRANADA, NUEVAS BURLAS (1540)

Entra Juan en la Ciudad de Granada muy de mañana. Después de haber oído misa, se fue al monte a recoger leña, hizo un haz y lo cargó sobre sus hombros con intención de venderlo en la ciudad, pero fue tanta la vergüenza que sintió que no se atrevió a pasar por la Puerta de los Molinos, que dista bastante del mercado y allí se lo entregó a una pobre viuda que, le pareció, pasaba necesidad.

Avergonzado de la cobardía del día anterior, se levantó temprano y tras escuchar misa, subió a la Sierra a por otro haz de leña, entró en la Ciudad y comenzó a sentir la misma vergüenza del día anterior, entonces se dijo:

Vos, don asno, que no quisiste entrar en Granada con leña, de vergüenza, ahora la perderéis y llevaréis hasta la Plaza Mayor. Donde seáis visto de todos los que os conocen, y perdáis el brío y la soberbia que tenéis”.

Y así se fue hasta la plaza, donde todos le vieron con la leña, y como no le veían desde que salió del Hospital Real, le cercó un gran número de gente y algunos en plan de burla le decían:

“¿Qué es esto, Hermano Juan, ahora os habéis hecho leñador? ¿Cómo os fue en el Hospital Real con los enfermeros? No hay quien os entienda, cada día cambiáis de oficio y de manera de vivir”.

Y así se burlaban de él los mozos ociosos.

Él, sin enojarse, recibía las burlas alegremente y les respondía entre risas:

Hermanos, este es el juego de birlimbao, tres galeras y una nao, que mientras más vieseis menos habéis de aprender. Y así, con estos y otros semejantes acertijos graciosos, respondía a los que preguntaban por su vida, y así cumplía su objetivo de que lo tuviesen por loco ya que mucha gente lo tomaba como secuelas de su antigua locura.

Seguía Juan trayendo cada día haces de leña de la Sierra para venderlos y lo que sacaba lo repartía entre los pobres, a los que buscaba de noche, encontrándolos desnudos, helados, enfermos y llagados.

Por Juan José Hernández Torres | Comentarios desactivados

Los comentarios están cerrados