Entradas

Entrevista en 7 Actualidad: Fray Juan José Hernández

El programa 7 Actualidad entrevistó recientemente a Fray Juan José Hernández OH, Gran Maestre de la Orden de Caballeros del Santo Sepulcro de San Juan de Dios y Granada, y Rector de la Basílica. Puedes acceder a la entrevista completa a través del siguiente enlace:

 

Inauguración de la ostensión “The Mystery Man”

El martes 30 de enero tuvo lugar en la Real Basílica de San Juan de Dios la inauguración de la ostensión de “The Mystery Man” hasta el próximo 10 de marzo. Al evento acudieron distintas figuras de sociedad granadina del ámbito político, cultural y religioso.

A continuación recogemos las palabras del Gran Maestre de los Caballeros del Santo Sepulcro de San Juan de Dios de Granada, Excmo. Rvmo. Sr. Fray Juan José Hernández Torres OH, durante la bienvenida e inauguración del acto.

Excelentísimas e Ilustrísimas autoridades civiles, militares y religiosas. Señoras y Señores.

Es para mí como indigno Rector de esta Basílica de la Inmaculada y San Juan de Dios, acogerles esta tarde, para que puedan disfrutar de la pieza clave de una exposición única en el mundo “The Mystery Man”. La imagen de Cristo ha conmovido a través de la pintura y la escultura durante los siglos que el cristianismo lleva representando a su Señor.

El Cristo yacente que hoy contemplaremos, inspirado en la Sabana Santa de Turín, produce un fuerte impacto. La primera vez que lo vi en Guadix, me conmocionó de tal manera que casi no me atreví a mirarlo. Es de tal realismo, desprende una fuerza tal, que no deja a nadie indiferente.

En aquel momento recode las palabras del Profeta Isaías; “Lo vimos sin aspecto atrayente, despreciado, y evitado de los hombres, como un hombre de dolores acostumbrado a sufrimientos, ante el cual se ocultan los rostros, despreciado y desestimado. Él soporto nuestro sufrimientos y aguantó nuestros dolores. Traspasado por nuestras rebeliones, triturado por nuestros crímenes, nuestro castigo saludable cayo sobre Él , sus cicatrices nos curaron.”

La segunda vez que fui a Guadix, con un grupo a enseñar la exposición, ya no entré a verlo. Curiosamente, ahora estará 40 días en mi casa, perdonen que recurra al refranero castellano, “no quieres sopas, toma dos tazos”. Estoy seguro que todas las personas que lo visiten no saldrán indiferentes. Unas se sentirán conmovidas, otras se emocionaran, habrá quien se horrorice, y otras, a otras tal vez no les guste. Agradezco a la empresa Artysplendore y al Director Ejecutivo “The Mystery Man”, D. Francisco Moya Ramos, que se haya fijado en la Basílica de San Juan de Dios para exponer la imagen del Cristo yacente durante estos días anteriores a la exposición que sea realizará en Caravaca de la Cruz.

Pienso que el turismo religioso es algo aún por descubrir en nuestra ciudad. Esta exposición puede ser un hito y un referente importante para Granada, que tiene todas las posibilidades de mantener este tipo de turismo gracias a los muchos monumentos religiosos que tiene. Pero sobretodo, gracias a esta Basílica de San Juan de Dios, lugar donde reposan los restos de un santo fundador de una Orden religiosa mundial, que tiene casas-hospitales en los 5 continentes, San Juan de Dios.

Quiera Dios que esta exposición sea un despertar para la ciudad de Granada, para que se conciencie sobre la importancia del turismo religioso, que no es solo un contemplar obras de arte, sino también un acicate para el creyente actual. Disfruten de esta experiencia que comparte el barroco del Siglo XVIII con el hiperrealismo del Siglo XXI.

 

 

 

 

Eucaristía y acto conmemorativo de CVIII Consagración y Elevación a Basílica Menor del templo juandediano

El pasado martes 16 de enero se llevo uno de los actos preceptivos recogidos en el calendario de la Orden de Caballeros del Santo Sepulcro y Real Basílica de San Juan de Dios de Granada. La Eucaristía y celebración conmemorativa por la CVIII Consagración y Elevación a Basílica Menor del templo.

Corría el año 1916 cuando Su Santidad Benedicto XV promulgó la Bula Pontificia Extat Granatae por el que la iglesia de San Juan de Dios quedaba vinculada a la Basílica Lateranense de Roma, concediendo los privilegios aparejados a este rango, al ser un templo de especial trascendencia en la Archidiócesis de Granada.